jueves, 8 de marzo de 2007

Ya estoy de vuelta... de todo.


Hey! Lamento este silencio más o menos forzoso, pero acabo de volver de Estados Unidos y no he tenido ni un minuto para escribir mis aventurillas. Pronto os pongo al día. Antes de nada quiero reiterar mi más sincera gratitud por vuestros mensajes de apoyo... cada vez son más, así que me postro ante todos vosotros!!!

¿Y qué me ha llevado a esas tierras? Pues el estreno de la peli que ya os anunciaba semanas antes. Un mitómano como yo no se podía perder semejante acontecimiento, la meca del cine... Hollywood... Los Angeles... jajaja... una locura de ciudad donde andar por la calle es casi un crimen. Sin coche estáis muertos. En serio, es una jungla de asfalto solo comparable a Moscú; kilómetros de autopistas y calles de seis carriles. En fin, que la experiencia fue cojonuda. Además coincidí con toda la comitiva española que se presentaba a los Oscar. Y como hay mucha chicha que contar, iré por partes.

LOS OSCAR

Me invitan a una fiesta pre-oscar en casa del cónsul español en Los Angeles. No os podéis imaginar en qué choza vive el señor de marras... un monumento a la humildad y discreción típicamente españolas. En pleno Laurel Canyon (barrio de baja estofa cerca de Hollywood Hills) se alza esta magnífica mansión a la que me dirijo la noche del sábado. Me habían metido en la lista de invitados, pero os aseguro que entro por la puerta como si cualquier cosa, topándome con un grupo de gente más bien mayorcita que me saluda sin demasiados aspavientos. Me recuerda enormemente a El Guateque, esa maravilla de Peter Sellers. Pues bien, yo les suelto un "hola que tal" y me pierdo entre la multitud. Caras conocidas por doquier, pero no os hagáis ilusiones, ni Penélope ni jet set Hollywood... jejeje, eso sí, veo a estrellas del celuloide mucho más enrolladas como Guillermo del Toro, Nacho Vigalondo o David y Montse Martí (DDT). Por cierto, al hablar con ellos me sueltan que ese tipo de la entrada al que no le he hecho ni puto caso es el mismo cónsul... Y yo entrando en su humilde guarida como un okupa, en fin. Montse está hecha un flan por las nominaciones a los Oscar, y David con cara de no creérselo todavía. Les digo... "ya os podéis preparar, eh?" porque estaba seguro que se lo iban a dar. Su trabajo es increíble. Nuestra amistad viene de muy lejos, y a ellos les gradeceré siempre la gran ayuda que me prestaron en Aftermath. Sin sus efectos, ese corto no sería lo que es hoy. Desde aquí un abrazo a los dos y un recuerdo también para David Alcalde, fundador de la empresa y que más tarde se ha convertido en uno de los mejores realizadores de este país. Al día siguiente me entra un subidón de la leche al verlos recoger su premio... FELICIDADES!!!!

Entre tanta multitud, creo ver a Cobeaga y su equipo. Me pierdo a Fesser, al que conocí en Granada cuando dirigió El secleto de la Tlompeta... pero me paro a conversar con Nacho Vigalondo que anda metido en plena postproducción de Los Cronocrímenes. Otro realizador cojonudo. Solo he podido ver su corto 7:35 de la mañana, uno de los mejores que recuerdo en años. Tengo la sensación que algo está cambiando en el cine español... ya era hora. En mitad de la juerga aparece Guillermo y hablamos un rato. Todavía no me explico porqué le negaron el Oscar; si alguien me lo puede aclarar se lo agradeceré. Por si queda alguna duda, se trata de una persona de un talento solo comparable a su humildad, y va muy en serio. Me quito el sombrero ante el maestro y expresa su intención de producirme una peli en el futuro. La verdad es que se ha pasado los últimos meses dando excelentes referencias sobre mí a la industria americana... y ya me diréis cuántos van por ahí ejerciendo semejante mecenazgo. Desde aquí otro abrazo, amigo!

Lo más cachondo; el perro del cónsul. Iba dando bandazos y chocando con todos los invitados. No penséis mal... jejeje... un can absolutamente feliz (no me extraña) con enormes estancias por las que merodear. A mí me encantan los animales, y cuando veo un perro se me pone cara de gilipollas. Lástima que vivo en un piso y sería una tortura para él, además me paso el día fuera de casa y no es plan. En fin, que poco a poco la fiesta se desvanece (y son solo las 11, pero ya se sabe, estamos en un país ultra conservador y megareligioso) y nos quedamos cuatro gatos que somos amablemente invitados a salir. Os aseguro que lo de país ultra lo sé de buena tinta... hace muchos años, cuando era un chavalín de 17, me fui a Oregón. Me gradué en el Instituto de un pueblo que haría las delicias de John Rambo. Un día os lo cuento todo, es lo más freak y desde luego da para hacer una peli.

Bueno, aquí se termina el pequeño capítulo, pero volveré pronto para relataros en detalle el estreno de The Abandoned... no me olvido!!!

5 comentarios:

Salva dijo...

Guillermo es una persona increíble.

Un amigo y yo que participamos en el foro de su web, tuvimos ocasión de conocerle al invitarnos a la charla de presentación en Madrid del dvd de Hellboy y el tío es un encanto. Nos recibió con un abrazo y encima nos regaló a cada uno la edición del dvd con el busto de Hellboy... Qué crack!

A ver ese estreno cómo fue! Y quiero ver la peli ya!!

PD: ¿En la fiesta del cónsul se sirvió Ferrero Rocher? :D

Sr. 9 dijo...

Anoche, como en una complicada prueba de agudeza visual, tropiezo con el diminuto cartel de tu película (versión muñeca sollozasangredeliciosa en pleno Madrid). Sorpresa mayor al descubrir que puedo comprar entradas. Hoy veo la película.
Independientemente de todo este rollo, espero que The Abandoned marche bien, que las palabras e intenciones de del Toro lleguen a buen puerto (ves su fondo noble en cuanto cruzas unas palabras con él), y que, aunque poco a poco, aireemos nuestras pantallas.

Sr. 9 dijo...

Lo dicho. Anoche, después de una parca introducción de Jesús Palacios, disfrutamos The Abandoned en condiciones, es decir, en versión original. Es buena. Compararla con el grueso de la producción española es ridículo e injusto –sólo para los que hemos sufrido cierto tipo de productor-. Me gusta su -más que notable- planificación, su ritmo, el buen trabajo de Xavier Giménez –en especial, como habéis resuelto los exteriores noche-, la dirección de actores –todos fantásticos, tanto de un lado como de otro, con unos rostros deliciosos, contenidos y en situación-, la estética, lo quedo de la música, y lo atrevido de la idea. Porque esta película podría haber sido un autentico desastre. Ahí es donde se ve la valía de un director.

Lamentablemente, en según que cosas –entendámonos-, creo que no va a ser muy valorada. La historia de siempre. Espero equivocarme.

Bueno, después de todo este coñazo que te dejo, sólo queda esperar que el DVD esté a la altura.

donnie_darko dijo...

Bueno, vi el otro dia en la muestra de cine la peli de los abandonados y la verdad que me cague la patilla como nunca antes lo habia echo (no, los kit kat que regalaban al salir de cada una de las pelis no tuvieron nada que ver). Me ha gustado en especial es aspecto decrepito de la casa, la sobrecojedora ambientación y lo bien que lo hace Anastasia Hille. Tiene casi todo el peso de la peli. Una absoluta genialidad, mis mas sinceras felicitaciones (y de mi amigo, que le lleve y también se cago, pero en mi familia por haberle invitado y pasado tan mal).

Saludos!

Anónimo dijo...

Guess who!! de pura casualidad doy con NACHO CERDÁ, y el caso es que me sonaba demasiado el nombre como para no acordarme. El problema es que soy muy malo para recordar nombres, pero muy buen fisionomista, y aunque has cambiado, te reconocí enseguida!! Soy tu compañero de graduación en RHS, sí sí, ese pueblecito yanqui sacado de una historia de Rambo, hace ya 20 años!!!!!
Bueno me alegra que se estén cumpliendo tus sueños. Un abrazo, Eusebio